Puta

A Hoop le resultaba difícil comprender por qué de cada cuatro putas palabras que empleaba, una tenía que ser sí o sí la puta palabra “puta”. Este episodio duraba ya más de cuatro putos años, en los que había mencionado la puta palabra unas ciento setenta y siete mil putas veces.

En la puta escuela, la puta de la maestra primero, y la puta de la psicóloga después, le habían aconsejado que encauzara su puta agresividad en alguna puta actividad deportiva “¿Qué tal si te pones un puto chándal y haces un poco de puta gimnasia?”, habían sentenciado. Acudió a la puta iglesia a buscar consuelo, siguiendo el consejo de su puto primo. El puto cura le trató de convencer de que sólo encontraría putas respuestas en la figura de la Vírgen María. No encontró ni una. Los amigos no le hacían ni puto caso. El único consejo era “líate un puto canuto y déjate de historias”. Conoció a muchas putas chicas en las barras de muchos putos pubs, y todas le decían lo mismo: con esa puta manera de hablar no conseguirás bajarle las putas braguitas a ninguna puta niña refinada.

Esa tarde, Hoop estaba hecho un puto lío. Salió de la puta biblioteca sin haber sido capaz de memorizar una puta palabra para el examen del puto jueves. Fue al parque a jugar al puto baloncesto. El balón se le escapaba una y otra vez de las putas manos. Decidió marcharse a su puta casa. Caminó por las putas calles, bajo la puta lluvia, con el único cobijo de la capucha de su puta sudadera. En el trayecto se encontró con un grupo de putos gatos que le maullaron a coro desde un puto callejón. Entró en el puto portal, absorto en sus putos pensamientos. Tomó el ascensor hasta el cuarto puto piso. Frente a la puerta, con la puta llave en la mano, dudo si meterla en la puta cerradura o si llamar al puto timbre. Hizo lo primero, aún sabiendo que debía hacer lo segundo.

Al entrar en el recibidor y enfilar el puto pasillo, se cruzó con un puto cliente de su madre, que salía en ese momento del dormitorio, ensimismado, tratando de desatascar la puta bragueta del pantalón.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s