El hombre que se regateó a sí mismo

Extremo sur de la Calle Colón, cruce con Ruzafa. Su caminar tenía un puntito pugilístico, pues más que pisar, flotaba por encima de la calle. Él sabía que provocaba admiración, incluso envidia del resto de transeúntes por su porte elegante, su distinguida vestimenta, su aire de galán del celuloide…

Cruzaba el paso de peatones pisando solo las líneas blancas, pues argumentaba que el alquitrán era pernicioso para las suelas de sus zapatos, cuando, desde un ciclomotor que tomaba la curva de la calle Xátiva, un jovenzuelo le gritó con sorna: ¡¡MACARRA!!. Giró la vista para identificar al agresor verbal, sin dejar de caminar con esa cadencia tan sensual. La moto había acelerado y dejaba atrás el coso, y por ello, no consiguió verlo. En su estado de perenne caminar, y con la vista distraída, tampoco vio que se dirigía directo a la estatua del insigne banderillero Valenciano, Manolo Montoliú. Cuando se percató de tan taurina y metálica presencia, la tenía encima. Para tratar de evitarla, realizó un prodigioso giro de cadera, consiguiendo el espacio suficiente para no comerse la pierna izquierda del banderillero.

Ante la nueva presencia amenazadora del brazo izquierdo del artista taurino, bajó la testa y desplegó los brazos, cual elegante grulla, sorteando finalmente la férrica extremidad. Libre, trató de retomar la verticalidad, sin percatarse que desviado de su trayectoria, y distraída su atención, se iba encima de un puesto ambulante de pipas, altramuces y puros. Reaccionó cuando el quiosquero, desesperado, le advirtió: “¡¡Cuidao mamarracho, que me desmontas el negocio!!” Ante tal contingencia, hizo algo escalofriante. Bajó el torso hasta situarlo paralelo al suelo, brazos en cruz al tiempo que rotaba 180º. Sorteado el problema, plantó los pies paralelos, cual gimnasta olímpico, pero uno de ellos fue a caer en la bocana de la alcantarilla. Preso de la velocidad adquirida, y cojo de un pie, no pudo sostener la vertical, y comiose literalmente la señal de “prohibido aparcar” situada frente al coso, esa que tantos piropos genera entre los sufridos conductores de la capital del Turia.

Dicho torrente de requiebros, giros y tambaleos, con su posterior “señalazo”, arrancó una multitudinaria ovación de los viandantes, que en ese momento del día se contaban por cientos. Incluso el presidente del coso taurino estaba observando todo el proceso, decidiendo en ese momento inmortalizar la espectacular maniobra para los anales del toreo con el nombre de “El paso del finolis” . De tal agrado popular fue la suerte efectuada, que el populacho se arremolinó ante el pobre hombre, tomándolo a hombros cual figura del capote y la espada. Lo llevaron a hombros por toda la Calle Xátiva, en dirección a la Estación del Norte. De forma espontánea, y muy sentida, la gente lo besaba, lo tocaba, le colocaban toda suerte de prendas de ropa, un chaleco de lana de borrego, unas babuchas de colores, un sombrero de “cowboy”, hasta unos guantes de esquiar, en una manifestación de afecto de las que hace tiempo no se contemplan en la vía pública. Entrando ya en la estación, el hombre, desorientado, solo acertaba a balbucear “no me arruguen el traje…que es el de los Domingos”, pero obviamente, nadie le escuchaba, además de ser Martes, no Domingo.

La marabunta, de forma autónoma, se saltó todos los controles de seguridad de la estación, dirigiéndose a la carrera al andén número cinco, donde reposaba el cercanías con destino a la Alcudia de Crespins. Una vez llegados al tren, y pese a sus leves quejas, metieron a empujones al nuevo ídolo, mientras le proferían una sonora ovación, y le lanzaban ramos y ramos de claveles por la portezuela del vagón.

Cuentan quiénes allí estuvieron que lo último que se vio fue el tren partiendo de la estación en dirección al horizonte, y una mano enfundada en un guante de esquí, asomando de forma incoherente por una de las ventanillas del ferrocarril.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s